Espacio Fundación Telefónica- Luis González Palma. Constelaciones de lo intangible

gonzalez-palma-730Luis González Palma (Guatemala, 1957) vive y trabaja en Córdoba (Argentina) y está considerado uno de los fotógrafos latinoamericanos más importantes de la escena internacional. En el marco del festival PhotoEspaña, el Espacio Fundación Telefónica expondrá entre el 11 de junio y el 18 de octubre la obra de este artista guatemalteco.

Comisariada por Alejandro Castellote, la exposición propone una revisión retrospectiva a partir de las constelaciones temáticas que recurrentemente han poblado el universo del autor. Las reflexiones en torno a la identidad y la memoria, la introspección y la intimidad o la representación de lo no visible discurren paralelas a una experimentación formal que abandona progresivamente la tradición bidimensional para adentrarnos en una experiencia más escultórica de la fotografía. En palabras de González Palma, se trata de “un intento de darle cuerpo a los fantasmas que gobiernan las relaciones personales, las jerarquías religiosas, la política y la vida”.

Entre sus exposiciones individuales destacan las celebradas en The Art Institute of Chicago, The Lannan Foundation, The Australian Centre for Photography, el Palacio de Bellas Artes de México, The Royal Festival Hall en Londres, el Palazzo Ducale di Genova, los Museos MACRO y Castagnino de Rosario, Argentina. También ha participado en numerosos festivales internacionales como  como  el Photofest de Houston o Les Rencontres de Arles en Francia. Luis González Palma fue representante de su país en la 51ª Edición de la Bienal de Venecia.

“El universo de Luis González Palma está formado por constelaciones temáticas que orbitan alrededor de su obra en un ciclo de permanente ida y retorno. La identidad y la memoria –ejes de sus primeros trabajos- son abordadas desde el retrato con persistentes ecos a la pintura religiosa y al barroco. Otras temáticas que sobrevuelan su obra son la introspección, la intimidad, la reflexión sobre el poder y la representación de lo no visible. Su obra está teñida por una sinfonía de soluciones formales que son, en sus palabras, «un intento de darle cuerpo a los fantasmas que gobiernan las relaciones personales, las jerarquías religiosas, la política y la vida».

En sus más recientes trabajos, los retratos se exhiben a modo de sudarios que han sido reconstruidos a partir de fragmentos dispares; cosidos como se cosen las heridas, convirtiendo las suturas en metáforas de nuestro tránsito por la vida. Las obras de esta serie -algunas de las cuales han sido realizadas expresamente para esta muestra- exhiben como primer atractivo una superación de la bidimensionalidad del soporte fotográfico mediante la adición de texturas o la intervención sobre los materiales que invitan al espectador a una contemplación en clave sensorial”, Alejandro Castellote, comisario de la exposición.

Cerrar

Compártelo:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR